top_slide_3

Sitios Arqueológicos,Todas

MORAY

12 Abr , 2016  

UBICACIÓN. Los andenes circulares de Moray se encuentra ubicado en el distrito de Maras, provincia de Urubamba, Moray es palabra quechua y nombra a un sector ocupado por las comunidades campesinas de Misminay y kaccllarakay.

ALTURA. 3.500 m.s.n.m.

REGION NATURAL ALTITUDINAL. Límite entre las Regiónes: Quechua y Suni o Jalca. (de acuerdo a Javier Pulgar Vidal).

ETIMOLOGIA. El Quechuólogo Andrés Alencastre dice que el término de Moray es una contracción de dos términos Quechuas o una mala interpretación del Quechua y que este término es en realidad Muyu Uray, que quiere decir:

Muyu = redondo.

Uray = abajo o en la parte baja.

Lo que significaría finalmente Circulo o redondo de la parte baja o el circulo que esta abajo. Aunque existe otra versión que manifiesta que la palabra Moray tuvo algo que ver con la cosecha de maíz que se llamaba Aymoray, o con el mes de mayo, que también se llama Aymoray, e igualmente con la papa deshidratada que es la Moraya o Moray.

SINTESIS HISTORICA. Fue reconocido en 1932 por la expedición de Shirppe Johnson, andenes a manera de anillos concéntricos. Cada círculo comprende una terraza que se superpone a otra, formando círculos que van ampliándose. Se puede acceder de uno a otro escalando piedras salientes (sarunas), enclavadas en la pared.

FUNCION. De acuerdo a la información tradicional del sitio se cree que fue un anfiteatro donde se realizaban escenificaciones teatrales, así también se le considera como una zona de elaboración de Cerámica ya que se halló en cantidades ingentes, pero de acuerdo a investigaciones modernas, Moray era posiblemente un centro de investigación agrícola incaico donde se llevaron a cabo experimentos de cultivos a diferentes alturas, La disposición de sus andenes produce un gradiente de microclimas teniendo el centro de los andenes circulares concéntricos una temperatura más alta y reduciéndose gradualmente hacia el exterior a temperaturas más bajas, pudiendo de esta forma simular hasta 20 diferentes tipos de microclimas. Se cree que Moray pudo haber servido como modelo para el cálculo de la producción agrícola no solo del Valle del Urubamba sino también de diferentes partes del Tahuantinsuyo.

Diversas teorías explican el uso de Moray en la época incaica. Según el historiador Edward Ranney, los incas utilizaron las terrazas de Moray como un lugar para agricultura especial, quizá para el desarrollo de su cultivo más preciado que fue la hoja de coca. John Earls sostiene haber descubierto piedras verticales en las terrazas, las mismas que marcarían los límites de las sombras del atardecer durante los equinoccios y solsticios. Los pobladores locales llaman a estas piedras “ñustas”. Demostrando no solo función agrícola sino también astronómica, Earls concluye que cada terraza en Moray reproduce las condiciones climáticas de diferentes zonas ecológicas del imperio incaico.

Debido a su posición abrigada, cada uno de estos andenes representa aproximadamente mil metros de altitud en condiciones normales de labranza. En su totalidad, el complejo contendría veinte o más zonas ecológicas a escala. El sitio de Moray pudo además servir a los oficiales incas para calcular la producción anual en diferentes partes del Tahuantinsuyo.

Aunque algunos investigadores creen que Moray solo fue un área de producción agrícola y que los Incas adaptaron andenes a los hundimientos producidos por el desgaste del suelo por medio de manantiales subterráneos, en una política de aprovechamiento de tierras al máximo y que si bien la temperatura de los andenes varia, no es hecho indispensable para cultivar distintos productos ya que la variación no es demasiada.


Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *